ebooks | dvds | música mandala | ecologia | espiritualidad | distribuidores | ofertas
BUSCADOR
SUSCRIBETE
para recibir nuestro
Boletin de noticias
17/10/2017
Mandala EdicionesLiteraturaCuentosPor que el destino puso este libro en tus manos


Por que el destino puso este libro en tus manos 

Cuentos y relatos para el despertar


Por que el destino puso este libro en tus manos

EAN:

9788416316656

ISBN:

9788416316656

Materia:

Cuentos

Editorial:

Mandala Ediciones

Autores:

Chema Vílchez y Carmen Redondo



Precio: 15,00 €

Chema Vílchez nos sumerge en una nueva realidad, germinando en el corazón semillas para despertar a una actitud personal que bien podría transformar nuestra vida.

¿Puede la lectura de un relato transformarnos? Este libro nos desafía ante tal interrogante.
A través de historias conmovedoras, situaciones insólitas y personajes inolvidables: el loro gris, Amina, el terrorista, Aurora, la golondrina, el profesor Oldton, Cabaas, el joven monje, la partitura, el reloj de arena y hasta un extraterrestre, entre otros, Chema Vílchez nos sumerge en una nueva realidad, germinando en el corazón semillas para despertar a una actitud personal que bien podría transformar nuestra vida.
Como el propio autor sugiere: "Léelos, reléelos, profundiza en sus múltiples mensajes, muchos de ellos no son lo que parecen. Prueba a hacerlo durante veintinueve noches, un ciclo lunar. Desde una luna llena a la siguiente y justo antes de dormir…

…Así descubrirás por qué el destino puso este libro en tus manos.”

 

"…Chema se nos abre, a través de estas páginas, a ese arco iris de estados existenciales que recorren forzosamente todos los espíritus libres para los que existir sin vivir no es una opción. Por medio de una incuestionable y original sabiduría narrativa, nos acaricia con imágenes de esperanza, nos sacude el desasosiego humano, nos emociona y nos impele en poéticas e ineludibles exhortaciones a vivir desde una presencia que, paso a paso y arañazo a arañazo sobre el velo de lo cotidiano, nos ayudará a palpar la verdad obvia, auténtica e inmutable que calma la sed del espíritu.
Y después de darse todo, entero, sin matices, a uno le queda el dulce sabor de la esperanza y de la certeza rocosa de que no vinimos a este mundo para estar solos”.
Pablo Ruiz Castelló